Nueva entrada en ecommerce

La mayor crisis de Podemos desde la celebración de Vistalegre II en el que Iglesias fue reelegido secretario general, se resolvió ayer con la renuncia de Fachin la víspera de que expirara el plazo que el Consejo Ciudadano Estatal, el máximo órgano del partido entre asambleas, le dio el viernes. El órgano le invitó a dejar el cargo de forma voluntaria si los militantes votaban a favor de la confluencia con Catalunya En Comú, convocada por la ejecutiva estatal la noche del 29 de octubre, fuera favorable. “Me doy de baja”, explicó Fachin. “Iglesias ha vuelto a meter la pata como en el 1 de octubre con una trampa democrática absoluta y un decretazo”, dijo.

Para Iglesias no hay plan b: la alcaldesa de Barcelona y el coordinador de Catalunya en Comú son desde hace meses los referentes de la dirección de Podemos en lugar de Fachin. “No ha habido comunicaciones bilaterales en los últimos dudas, las cosas ya estaban bastante claras”, resumió Pablo Echenique, secretario de Organización de Podemos. “Si no hubiéramos intervenido habríamos hecho dejación de funciones”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *